TERMINAL MARÍTIMO PUERTO CALDERA SE POSICIONA COMO UN NODO LOGÍSTICO PARA LA PEQUEÑA Y MEDIANA MINERÍA DE HIERRO

Octubre 2021. Con la integración de distintos servicios logísticos dentro de una cadena de exportación, tales como transporte, almacenamiento, certificación de calidad, agenciamiento de aduana y servicios portuarios, se completaron los eslabones que tanto hacían falta en la Región de Atacama para entregar una solución integral al sector de la pequeña y mediana minería de hierro, logrando abrir la exportación de dicho mineral para nuevos actores y posicionar a la zona como la puerta de salida hacia un sinnúmero de destinos comerciales.

La transformación logística comenzó hace un año atrás, cuando TMPC inició una nueva etapa de embarques de mineral de hierro a granel, generando una integración de los servicios esenciales para la actividad portuaria logrando transferir en octubre del 2020 un total de 48.500 toneladas. Desde aquella fecha hasta hoy, la continuidad de la operación ha sido constante, completando en un año una cantidad de 400 mil toneladas de hierro exportado.

Dicha cantidad de mineral de hierro que el Terminal Marítimo Puerto Caldera – TMPC – ha transferido desde el año pasado a la fecha, no solo refleja su capacidad operativa, sino que también se traduce en la confirmación de su continuidad operacional por las características naturales del terminal, permitiendo la atención de 11 naves graneleras y la operación ininterrumpida de 152 turnos portuarios, lo que ha otorgado empleo y seguridad a todos sus colaboradores y empresas relacionadas, lo cual implica una  mayor relevancia considerando la situación sanitaria que Chile ha estado viviendo a partir de marzo del año 2020.

La estabilidad laboral que se logra con la actividad portuaria de TMPC en cada una de sus operaciones, es un factor determinante a la hora de contrarrestar las altas cifras de desempleo que se observan en la Región de Atacama. En términos referenciales, según el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, en el trimestre móvil mayo-junio 2021, la tasa de desocupación de la zona fue de un 9,4%, mientras que a nivel nacional llegó a un 9,5%. De esta forma, la actividad portuaria se ha posicionado como un rubro esencial en la reactivación económica durante la pandemia y como un aporte en la recuperación de los empleos que se han visto afectados debido a la crisis sanitaria. 

Este bienestar en lo laboral también se ve reflejado en la preocupación del terminal con su comunidad y entorno. En esta línea, TMPC se ha propuesto como uno de sus ejes centrales de trabajo, elevar los estándares de seguridad, eficiencia y sustentabilidad en cada una de sus operaciones y de las empresas de servicios relacionados al nodo logístico que está en desarrollo en su área de influencia, con el fin de fortalecer los canales de salida de las exportaciones regionales a través de TMPC. Debido a esto, hoy se puede apreciar la ejecución de un sinnúmero de mejoras en el área soporte logístico del terminal y acopio de mineral, a cargo de la sociedad Serviport, junto al acondicionamiento de las instalaciones relacionadas a la actividad, lo que representa una inversión del orden de US$ 2 millones. 

Terminal Marítimo Puerto Caldera

Eficiencia y sustentabilidad operacional 

La integración de los servicios logísticos terrestres y portuarios conlleva una gran responsabilidad en la ejecución correcta de los procesos. Entendiendo que la actividad industrial de Terminal Marítimo Puerto Caldera se ejecuta en un barrio portuario, donde conviven  trabajadores, vecinos y la actividad industrial del Terminal, adquiere mayor relevancia aún el mejorar las condiciones urbanas del entorno inmediato.

Los altos estándares operacionales y de sustentabilidad que hoy se exigen para obtener la licencia para operar, ha llevado a las empresas de servicios logísticos, a destinar gran parte de sus recursos obtenidos de los nuevos proyectos en medidas de sostenibilidad de la operación, con el fin generar una relación armónica y de respeto con la comunidad de Caldera.

Sobre esto el Gerente de Terminal, Miguel Perret, sostuvo que “uno de los puntos relevantes de nuestra gestión durante estos últimos meses, ha sido trabajar en la preparación y ejecución de un Programa de Cumplimiento (PDC) requerido por la Superintendencia de Medioambiente (SMA) y que a esta fecha estamos ejecutando de forma exitosa”.

Dentro de las acciones del Programa de Cumplimiento está el ingreso de forma voluntaria al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de la actividad de “acopio y traslado de mineral de hierro”, desde el lugar de almacenamiento al Puerto de embarque. Esta acción se ejecutará durante los próximos meses.

Respecto a las otras medidas dentro del PDC ,y que ya se encuentran ejecutadas, se destacan el plan de monitoreo de emisiones en Caldera, la instalación de pantalla eólica como cierre perimetral del acopio de mineral administrado por la sociedad Serviport y que tiene por objeto reducir hasta en un 90% las posibles emisiones, medición instantánea de emisiones fugitivas de material particulado, entre varias otras.

En esta línea, los altos niveles de inversión comprometidos en medidas ejecutadas y en vías de formalización , sumado a la empleabilidad, la mayor actividad económica y el empuje de las industrias agrícolas y mineras con las que se están trabajando, permiten ir consolidando el rol estratégico del nodo logístico, como también un desarrollo creciente en la vinculación con la comunidad a través de iniciativas sociales que se encuentran en marcha y que beneficiaran a hombres y mujeres de la zona generando mayores herramientas que les permitan insertarse en el mundo laboral.

En el contexto del 171° aniversario del Puerto de Caldera desde su primera exportación de Plata, TMPC tiene como mayor propósito aunar voluntades para convertirse en el principal puerto multipropósito de la Región de Atacama, recuperando las cargas que por décadas se han trasladado a otras regiones por falta de servicios y un proyecto de largo plazo.